Home / Entrevistas / Gestión de la jornada laboral

Gestión de la jornada laboral

El Real Decreto 16/2013 de 20 de diciembre sobre Medidas para Favorecer La Contratación Estable y Mejorar la Empleabilidad de los Trabajadores, estableció la obligatoriedad para las empresas de registrar la jornada laboral de los trabajadores a tiempo parcial.

No obstante, a raíz de las recientes sentencias 207/2015 y 25/2016, ambas dictadas por la Audiencia Nacional, la obligación de registro se ha hecho extensible a todos los trabajadores.

Por otra parte, la Inspección de Trabajo ha iniciado una campaña a nivel nacional, como consecuencia de una instrucción del Ministerio de Empleo, para controlar los tiempos de las jornadas de trabajo.

Por lo tanto, la empresa debe llevar un registro exhaustivo de todos sus trabajadores, con independencia del tipo de jornada, o de la realización de horas extraordinarias.

La ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social (LISOS) establece sanciones por infracciones que van desde los 60 hasta los 187.515 euros.

Para hablarnos de esta cuestión, hemos preguntado a un experto en la materia, Jesús Martín, Presidente de la Asociación de Empresarios de Limpieza de Madrid (AELMA), Vicepresidente de las Asociaciones federadas de empresarios de limpieza nacionales (AFELIN) y empresario del sector.

  • ¿Qué le trasladó la Inspección de Trabajo sobre la obligación de registro horario?

La Inspección viene exigiendo no solamente el cumplimiento de esta obligación, sino que está llevando a cabo una campaña para comprobar que las empresas disponen de estos registros.

Cuando nos enteramos de esto, nos preocupó cómo iba a afectar esta cuestión a las empresas, ya que una empresa de limpieza no es una fábrica donde el gerente puede ver a todos sus operarios. Dar cumplimiento a esta obligación no es tarea fácil para las empresas de nuestro sector, donde el personal se encuentra diseminado por multitud de lugares.

Nos reunimos con Dtor. Territorial de la Inspección el Sr. Javier Cerrolaza, con la esperanza de que suavizara la exigibilidad de esa obligación, pero no fue así. Lo que si nos comentó es que bastaría con tener un sistema de registro horario, fuese cual fuese el formato del mismo.

También tuve ocasión de reunirme con el magistrado ponente de la Sentencia, Ricardo Bodas, que estableció la obligación de registrar la jornada de todos los trabajadores, no solamente la de los trabajadores a jornada parcial. Es el Presidente de la Sala de Social de la Audiencia Nacional, que es la que tiene competencia sobre estos asuntos.

 

  • ¿Qué le trasladó el Presidente de la Sala de Social de la Audiencia Nacional al respecto?

Fui con la esperanza de que arrojara algo de luz sobre el tema, y ayudara a nuestras empresas a cumplir fácilmente con esta obligación. Me explicó que el objetivo de que este cambio es que el trabajador tuviese una prueba para justificar la realización de horas extraordinarias, y este es el motivo por el que ahora se exige que se registre la jornada de todos los trabajadores, no solamente de aquellos que trabajan a jornada parcial.

Por lo tanto, si no cambia el Estatuto de los Trabajadores, no hay más remedio que en vez de luchar contra esta obligación, buscar medios que nos permitan cumplirla fácilmente.

  • A la inversa, ¿cree usted que este registro podría proteger a la empresa frente a un trabajador que reclamara horas extraordinarias que no ha efectuado?

Así es, y, además, así lo expresó Ricardo Bodas, que afirma que una herramienta de registro horario, puede ayudar a la empresa a demostrar que un trabajador no ha realizado horas extraordinarias, que ha llegado tarde al trabajo o que no se ha presentado en su puesto en un momento dado. Es una herramienta que se puede utilizar para la gestión del personal en la empresa.

  • En su posición de Presidente de AELMA, Vicepresidente de AFELIN y empresario, ¿cuál su opinión sobre estas medidas de control más allá del aspecto estrictamente legal?

Para una empresa de limpieza con trabajadores diseminados por todas partes, es un reto grande, pero no hay manera de librarnos de esto, por lo que tenemos que poner todo nuestro empeño en buscar maneras eficaces de cumplir la ley y en saber aprovechar las oportunidades, esto es, utilizar esta obligación para gestionar mejor el absentismo, así como el cumplimiento horario de nuestros empleados.

  • ¿Cree que estas herramientas pueden resultar de utilidad para luchar contra la competencia desleal que hay en el sector?

Así es, y lo comentamos con la Inspección, que coincide con nosotros en este aspecto. Esta obligación va ayudarnos a luchar contra las empresas que contratan al personal por menos horas de las que efectúan. En este sentido, en AELMA, hemos abierto una línea de colaboración para casos de fraude y competencia desleal que salgan a la luz.

  • ¿Cree usted que los medios digitales pueden ayudar a poner en práctica esta obligación en las empresas de limpieza?

Sin duda, estos medios facilitan la puesta en práctica de esta obligación. El mismo Ricardo Bodas, comentó expresamente que estos medios se aceptan como medio de prueba ante la jurisdicción social. La Inspección de Trabajo, se pronunció en el mismo sentido, por lo que las herramientas digitales pueden ayudarnos a cumplir con esta obligación.

  • En el ámbito de la empresa y de su relación con los clientes, ¿estos medios digitales, pueden servir por ejemplo como prueba para demostrar que se ha efectuado un servicio ante un cliente que lo discuta?

Es un medio de control y gestión del personal. Justamente porque la empresa de limpieza tiene a su personal diseminado, nos interesa saber qué está pasando en cada uno de ellos. A futuro, dentro de unos años, todas las empresas van a tener que utilizar uno de estos sistemas.

  • ¿Hay algo más que desee trasladar a las empresas del sector?

Los asociados de AELMA han estado puntualmente informados y alertados de las campañas de Inspección y de los temas legales que les afectan, por lo que tienen una ventaja frente al que no tiene esta información.

Es un reto complicado, pero hay que hacerlo. Nosotros lo que recomendamos a todas las empresas es que “se pongan las pilas”, lo vean como una oportunidad de distinguirse de otras empresas y aprovechen las oportunidades que nos brinda a todos esta esta obligación para gestionar mejor a los empleados, sancionarlos cuando sea necesario y protegernos ante cualquier reclamación del cliente, del trabajador o de la Inspección.

Jesús Martín López – Presidente de AELMA – Vicepresidente de AFELIN

Elena Vargas López – Abogada – Directora comercial asociada de MoveWORK

Ver también

La obligación de registro de horas de trabajo por parte de la empresa

Todas las empresas, deben instaurar sistemas para registrar la jornada de sus trabajadores. El registro …